Los Mejores Alimentos Para La Diabetes Tipo 2

Los Mejores Alimentos Para La Diabetes Tipo 2
Los Mejores Alimentos Para La Diabetes Tipo 2

Los mejores alimentos para la diabetes tipo 2

La diabetes es una enfermedad asesina silenciosa. Después del diagnóstico debe controlarse el nivel de azúcar en el cuerpo y tratarse también bajo los consejos del médico y los principios de la ciencia médica y no debe ignorarlo, de lo contrario es muy dañino para el cuerpo humano y la vida también. Para evitar complicaciones de la diabetes, el paciente debe tomar los mejores alimentos para la diabetes tipo 2

Si tiene diabetes, puede ser difícil averiguar cómo comer para sentirse mejor y mantener el azúcar en sangre bajo control. Pero hay muchos alimentos aptos para la dieta para diabéticos que puede disfrutar. Y en lugar de centrarse en qué alimentos evitar con diabetes, es reconfortante concentrarse en los alimentos que puede y debe comer más. Estos alimentos principales para comer con diabetes son potencias llenas de nutrientes que pueden ayudarlo a controlar su azúcar en la sangre y mantenerse saludable. Aquí está la lista de los mejores alimentos para la diabetes tipo 2

Canela

Se ha demostrado que esta especia aromática reduce el colesterol y mantiene más estable el azúcar en la sangre. Solo 1/4 de cucharadita de canela al día mejoró los niveles de azúcar en sangre y colesterol en ayunas en un estudio publicado en la revista Diabetes Care, y otros estudios han mostrado efectos similares. Obtenga su dosis de canela espolvoreándola en batidos, yogur, avena o incluso en su café. ¿Otra ventaja de la canela? Agrega sabor a tu comida sin agregar azúcar ni sal.

Nueces

Se ha demostrado que las nueces en particular ayudan a combatir las enfermedades cardíacas y pueden mejorar los niveles de azúcar en la sangre, todo gracias a los altos niveles de grasas poliinsaturadas de las nueces. Se ha demostrado que estas grasas saludables ayudan a prevenir y retrasar la progresión de afecciones como la diabetes y las enfermedades cardíacas. Las almendras, pistachos y nueces también contienen estas grasas beneficiosas. Las nueces son bajas en carbohidratos y altas en proteínas y grasas, lo que las hace buenas para estabilizar el azúcar en sangre. Solo asegúrese de vigilar el tamaño de su porción. Una porción de 1/4 de taza de nueces sin cáscara tiene 164 calorías.

Avena

Los cereales integrales, como la avena, son mejores para el azúcar en la sangre (la fibra ayuda a minimizar los picos) y en realidad pueden ayudar a mejorar la sensibilidad a la insulina. La avena contiene fibra en forma de betaglucanos, que son las fibras solubles que hacen que la avena se acumule en líquido. La fibra soluble regula el azúcar en sangre al ralentizar la degradación y absorción de los carbohidratos de otros alimentos que consume. Los estudios también han demostrado que la avena puede ayudar a mejorar la presión arterial, el colesterol y los niveles de insulina en ayunas.

Lácteos

Además de proporcionar calcio y vitamina D para la salud de los huesos, los productos lácteos son una excelente fuente de proteínas para mantener a raya el hambre. Se ha demostrado que la leche, el queso y el yogur ayudan a estabilizar los niveles de azúcar en sangre, y comer muchos de estos productos lácteos puede reducir el riesgo de desarrollar diabetes. Una nueva investigación sugiere que no necesariamente tiene que ceñirse a los productos lácteos sin grasa. Un gran análisis de investigadores de Harvard y Tufts encontró que comer más productos lácteos con toda la grasa (o enteros) se asoció con un menor riesgo de desarrollar diabetes. Es posible que el mayor contenido de grasa lo mantenga lleno, por lo que será menos probable que busque un bocadillo azucarado alto en carbohidratos más adelante. Pero tenga en cuenta que los productos lácteos enteros tienen más calorías que los que no contienen grasa. Ya sea que elija productos lácteos sin grasa o enteros, es más importante estar atento a los azúcares agregados en los yogures y leches con sabor, que pueden agregar calorías significativas en forma de carbohidratos simples.

Frijoles

Los frijoles están cargados de fibra y proteínas para que se sienta lleno. Los frijoles también son una fuente de carbohidratos, con aproximadamente 20 gramos de carbohidratos por porción de media taza. Un estudio canadiense mostró que las personas que agregaban una taza o más de frijoles a sus dietas todos los días tenían un mejor control de su azúcar en sangre y reducían su presión arterial. Los frijoles son económicos e increíblemente versátiles. Mezcle las cosas agregando diferentes variedades, como frijoles negros, pintos, garbanzos o cannellini, a ensaladas y sopas llenas de verduras.

Brócoli

El brócoli y otros alimentos crucíferos, como la col rizada, la coliflor y las coles de Bruselas, contienen un compuesto llamado sulforafano. Este compuesto antiinflamatorio ayuda a controlar el azúcar en la sangre y protege los vasos sanguíneos del daño asociado con la diabetes. El brócoli no solo es bajo en calorías y carbohidratos, una taza de floretes picados cocidos tiene solo 55 calorías y 11 gramos de carbohidratos, sino que también contiene muchos nutrientes, incluida la vitamina C y el hierro. Siéntase libre de llenar la mitad de su plato con esta verdura verde buena para usted.

Quinua

Este grano integral rico en proteínas es un excelente sustituto de la pasta blanca o el arroz blanco. Contiene 3 gramos de fibra y 4 gramos de proteína por porción de 1/2 taza de quinua cocida. El aumento de fibra y proteína significa que la quinua se digiere lentamente, lo que lo mantiene lleno y evita que su azúcar en la sangre aumente. La quinua también se considera una proteína completa, porque contiene los nueve aminoácidos esenciales, necesarios para desarrollar músculo, lo cual es raro en las fuentes de proteínas de origen vegetal. Además, es rico en minerales, como hierro y magnesio.

Espinaca

absorber los azúcares en su sangre y manejar el azúcar en sangre de manera más eficiente. Este verde de hoja también tiene un alto contenido de vitamina K y ácido fólico, entre otros nutrientes clave. Además, una porción de 2 tazas de espinaca cruda proporciona solo 2 gramos de carbohidratos y 14 calorías. Masque espinacas tiernas crudas en ensaladas, agréguelas a su batido matutino o saltee con ajo y aceite de oliva para un acompañamiento saludable.

Aceite de oliva

Este alimento básico de la dieta mediterránea tiene un gran impacto cuando se trata de controlar la diabetes, principalmente debido a su alto contenido de ácidos grasos monoinsaturados o MUFA. Varios estudios han demostrado que una dieta alta en MUFA ayuda a mantener bajo control el azúcar en la sangre al reducir la resistencia a la insulina, lo que ayuda a las células a responder mejor a la insulina de su cuerpo. No hay por qué temer a la grasa del aceite de oliva. Si bien la grasa tiene más calorías que los carbohidratos, gramo por gramo, lo ayuda a mantenerse lleno, minimiza los picos de azúcar en la sangre y permite que su cuerpo absorba nutrientes clave, como las vitaminas A y E.

Salmón

El salmón no solo es rico en proteínas, sino que también es rico en ácidos grasos omega-3, que pueden ayudar a mantener su corazón sano al reducir la presión arterial y mejorar los niveles de colesterol. Otros tipos de pescados grasos que contienen ácidos grasos omega-3, como el atún, la caballa y las sardinas, también pueden proporcionar estos efectos protectores, que son especialmente importantes para las personas con diabetes, que también tienen un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *